NO SOMOS UNA EMPRESA DE ANTEOJOS

Somos un grupo de personas apasionadas, que confiamos en que es posible
cambiar la manera en que interactuamos con nuestro planeta.

Basados en Patagonia, Chile nos hemos convertido en observadores y cómplices de una naturaleza pura, salvaje y majestuosa.
Nuestro origen ha formado las bases de nuestra visión del mundo y la manera en que elegimos armar nuestra empresa;
comprometidos a colaborar con personas alrededor del mundo para cuestionarnos
¿Cómo sería el mundo si entendiéramos que todos somos naturaleza?

Queremos proteger la naturaleza, y para esto entendemos que no estamos solos: Escuchamos y aprendemos de culturas indígenas milenarias,
que conocen una forma diferente de habitar este mundo; trabajamos ayudando a empoderar comunidades rurales
para que protejan sus territorios y buscamos inspirar a otros para que empiecen a ver el mundo desde otro punto de vista.

Hacemos anteojos de alta calidad que pueden servir como un símbolo de cambio.
Nuestros anteojos nos permiten amplificar y compartir nuestra perspectiva del mundo
y son una herramienta para financiar programas de largo plazo
que pueden ayudar a proteger vastos territorios de naturaleza pura,
empoderando a cientos o incluso miles de emprendedores rurales.

... y esto no es moda; es nuestra forma de ver el mundo.