¡Somos una Empresa CarbonNeutral®!

Todos somos naturaleza
Tenemos el agrado de contarte que ¡Somos una empresa CarbonNeutral ®! ¿Quieres saber cuáles fueron nuestras cifras, cómo lo logramos y qué seguiremos haciendo en el futuro? Entra a este blog para saber más...

El origen de Karün radica en la creencia de que todos somos naturaleza. En consecuencia, no solo las personas, sino también las empresas deberían existir en armonía con la naturaleza.

Esto es algo que desde el comienzo ha marcado nuestras operaciones y la forma en que producimos anteojos.

Como Empresa B certificada, buscamos minimizar cualquier impacto social y ambiental negativo que podamos generar, teniendo como objetivo maximizar los beneficios sociales que podemos proporcionar a nuestra comunidad local en la Patagonia chilena, donde estamos ubicados.

Siempre hemos utilizado materiales naturales, nobles y reciclados como insumos, y trabajamos junto a las comunidades locales en la Patagonia para que juntos podamos proteger uno de los lugares naturales más prístinos del planeta.

En términos de nuestro modelo de producción, estamos paso a paso demostrando que es posible pasar de un modelo lineal y extractivo a una forma circular de producir anteojos.

El impacto de nuestras operaciones en nuestra oficina de Puerto Varas ya es muy bajo, ya que no quemamos ningún combustible fósil en el sitio, reciclamos y hacemos compost de nuestros desechos. Al hacerlo, nuestro principal impacto directo radica en el consumo de electricidad, de los cuales aproximadamente el 40% aún deriva de los combustibles fósiles en Chile.

Sin embargo, obviamente tenemos emisiones residuales de carbono que contribuyen al calentamiento global - al igual que cualquier otra compañía - aunque bastante más bajas que las compañías que operan un modelo lineal.

Decidimos medir y compensar esa huella por primera vez este año, convirtiéndonos en una empresa CarbonNeutral® y fortaleciendo aún más nuestros compromiso con el medio ambiente.

Como organización creemos que en una estrategia de Cambio Climático, la compensación de las emisiones residuales de carbono es el paso final, el objetivo de la estrategia es lograr reducciones de las emisiones año tras año y luego, al final del proceso, se aplica la compensación sólo a la cantidad residual de emisiones que no se pudo evitar.

En nuestro caso, nuestra huella de carbono para 2019 fue de 33 toneladas de CO2 equivalente. Para dar una mejor idea de lo que esto significa, 33 toneladas de emisiones de CO2 equivalen a calentar 4 hogares durante 1 año, o conducir 7 autos en 1 año o una distancia de 131.783 kms.

Solo el 7% de esas emisiones realmente ocurrieron en nuestras oficinas y están relacionadas principalmente con el consumo de electricidad. El 93% restante proviene de nuestra cadena de producción (distribución de materia prima y productos finales), pero como empresa responsable reconocemos que es una buena práctica incluir esas emisiones en nuestros informes, ya que son responsabilidad nuestra. Nos permite tomar medidas y explorar formas de colaborar con nuestros proveedores para que también puedan reducir sus emisiones. Esto nos beneficiará como su cliente, los otros clientes de nuestros proveedores y el planeta.

En un ajuste idóneo para Karün y nuestros compromisos ambientales y sociales más amplios, elegimos apoyar el proyecto REDD + en la Costa Valdiviana, que es un punto de acceso a la biodiversidad global y una de las selvas tropicales templadas más grandes que quedan en la Tierra.

La reserva se compone de 51,000 hectáreas que representan más del 10% del ecosistema forestal costero restante en el sur de Chile. Está ubicado en una propiedad privada que fue comprada por The Nature Conservancy (la organización benéfica ambiental más grande de América) en 2003, cuando una empresa de madera industrial propietaria de la tierra se volvió insolvente. Sin la participación de The Nature Conservancy, otra empresa maderera industrial probablemente habría comprado la tierra y la conversión de bosque nativo a plantación de eucalipto no nativo, habría continuado.

El área también alberga 77 especies identificadas de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces, incluidas especies endémicas y en peligro de extinción.
Hubo una amenaza adicional de deforestación por la construcción de una carretera costera. Al preservar el territorio, se crearon empleos tanto dentro de la reserva como en el ecoturismo.

Al cuantificar las emisiones evitadas por no construir la carretera (el carbono almacenado en los árboles que iban a ser talados), las reducciones se monetizan y se venden a empresas como Karün, lo que ayuda a financiar el trabajo de The Nature Conservancy en la reserva.

Si bien no pudimos evitar 33 toneladas de emisiones después de cambiar a un modelo circular de operaciones, al comprar 33 toneladas de reducciones estamos contribuyendo al trabajo de Nature Conservancy para proteger esta hermosa área que incluye la promoción del uso sostenible de los recursos naturales, alineado con el desarrollo comunitario.

 

Si tienes preguntas o sugerencias puedes escribirnos directamente a info@karunworld.com o contactarnos AQUÍ.

Conoce_Mas_De_Karun

Ver_Todos_los_productos_karun